merienda argenmex

Merienda argentina, una felicidad de pocos países

La “leche” con galletitas, como se llama familiarmente a la merienda argentina (mate, café, té o cualquier bebida caliente e hidratos de carbono ricos y en cantidades considerables) es un placer que se experimenta en pocos países.

Ganas locas de merendar para juntarse a tomar la «leche»

Como el almuerzo – la “comida” del mediodía- sucede en Argentina entre las 12:00 y las 14:00, cerca de las 17:00, da hambre y mucho. No sólo experimentamos este sentimiento físico, sino que también nos dan unas ganas locas de juntarnos con la gente. Mientras compartimos, nos reunimos a parlotear sobre la vida. Porque es muy lindo avisar que vamos a casas amigas o invitar a la nuestra. Luego, hay que pasar por la panadería, y llevar algo rico. La gente te esperará con algo calentito con conversaciones pendientes o por empezar en la merienda argentina típica.

Merendar: la felicidad compartida de la tarde

Cuando nos toca vivir en países donde la merienda no existe, nuestro día a día no está completo. A nuestra identidad le falta algo… Entonces, no queda otra que fabricarla y, si los amigos y las amigas o la familia no están alrededor, hacemos el ritual de la merienda con ellos o ellas vía alguna tecnología de moda o, bien, agasajamos a los y las locales con esta felicidad de la tarde tan única.

Combinaciones de meriendas eficaces y felices

Lo que sí brilla por su ausencia es el riquísimo pan argentino o sus delicias caseras. Cuando llueve, por ejemplo, seguro alguien te llama para comer tortas fritas, buñuelos o bizcochitos.

merienda argentina
Para días lluviosos: ¡unas tortas fritas!

Pero, bueno, en cada puerto que visitamos seguro habrá alguna exquisitez que nos ayudará, no sólo a sobrellevar este momento del día tan difícil, sino que nos hará lograr ciertas combinaciones eficaces, felices y exquisitas, como el increíble pan de muerto mexicano + el famosísimo mate argentino, o unos exquisitos cocoles con tu café de la tarde .